FROM THE BLOG

El Muñequero: arte y técnica al servicio de las producciones

La caracterización es un proceso complejo y profundo, donde el arte y la técnica se fusionan en igual medida para crear el aspecto de personajes que, además de ser creíbles, sean potentes e inolvidables. Para llevar a cabo una buena caracterización hay tres especialidades diferentes que deben funcionar en armonía: maquillaje, pelo y vestuario. Todo comunica.

En esta edición del #BlogCAM, aprenderemos sobre este tema junto a Carolina Lebrun y Catalina Uribe, integrantes de El Muñequero, un laboratorio de caracterización para medios audiovisuales que, desde hace seis años con su trabajo de formación y en múltiples producciones, ha fortalecido esta área en la ciudad.

El Muñequero hace parte del Centro Audiovisual Medellín en la membresía #VirtualCAM.

Conocimiento aplicado a la industria

“Nosotros empezamos al revés”, cuenta Carolina Lebrun sobre los orígenes del proyecto. “Comenzamos como academia y, más tarde, vino la entrada a las producciones. Pensamos que era mejor primero generar un grupo de profesionales con conocimiento, armonía y sinergia para mostrar a las productoras que teníamos un equipo constituido”. De esta manera, a partir de una metodología que le da la misma importancia a la teoría y a la práctica, El Muñequero ha construido un grupo de profesionales que han ido mejorando la factura de nuestras producciones y dignificando el trabajo de maquilladores, vestuaristas y peinadores.

“No dictamos un curso meramente técnico. Hacemos un proceso para que todo ese maquillaje que estás aprendiendo, de verdad lo podás aplicar en la industria entendiendo plenamente cómo funciona”, asegura Catalina Uribe. “Estamos haciendo énfasis en que el mercado audiovisual pueda estar muy bien abastecido con artistas y profesionales que, inicialmente, se están formando con nosotros, y que podamos garantizar que estas personas salen a hacer un trabajo como debe ser desde todos los campos”, complementa.

El Muñequero 2

Las estudiantes, además, aprenden bases de diseño para plantear una propuesta, cómo debe ser la comunicación con los clientes y cuáles son las dinámicas de una producción, desde las jerarquías dentro de un equipo hasta los tiempos de trabajo. “Nos gusta más que piensen y no que memoricen”, concluye Carolina.

 

Transformar los cuerpos

El primer pilar de El Muñequero es el maquillaje, un área que requiere gran conocimiento de muchos elementos. “Ser un maquillador no es haber estudiado dos o tres meses cierta técnica. Hay que aprender a hacer cualquier cosa con los materiales, textura, forma y color, que son los principios básicos. Poder transformar un cuerpo y no solo aprender a hacer belleza, también aprender a hacer fealdad, a degradar un cuerpo”, afirma Carolina.

Es fundamental, por lo tanto, conocer las diferencias de trabajar para cada medio y especializarse. “Si en cine sé que voy a tener un close up en la cara, entonces necesito saber que el maquillaje tiene que ser lo más hiperrealista posible, muy delicado y bien pensado e investigado. En cambio si voy a maquillar o a caracterizar para teatro, todas las dimensiones tienen que ser más grandes”.

Así mismo, explica también Carolina, existe una diferencia entre los expertos y los artistas del maquillaje. “El experto puede ejecutar, sabe las técnicas, de qué están compuestos los materiales a la perfección, investiga nuevas tendencias, pero necesariamente no tiene que ser un creador. El artista, por otro lado, desde su origen y esencia sí es un creador. Es propositivo, puede lanzar propuestas aquí y allá en diferentes producciones. Tiene un sello de marca y un lenguaje”. Catalina, por su parte, complementa diciendo que al artista “lo forma la curiosidad, la capacidad de implantar o reproducir sus ideas y de innovar. Hay toda una parte de investigación. Es un proceso que va evolucionando y no es una cosa que surge de un día para otro”.

Dentro de El Muñequero existen ambas categorías. En las producciones hay quien está al frente del proceso creativo y hay expertos en llevar a cabo esas ideas. Y se suma un rol más: los aprendices. Siempre, en todas las producciones hay un grupo de estudiantes trabajando y aprendiendo de primera mano cómo funciona la industria. Esto garantiza que la bola de nieve siga creciendo.

 

Peinar es esculpir

El mercado, con sus vicios y malas prácticas, ha obligado a los profesionales a tener muchos conocimientos a medias; a saber un poco de maquillaje, un poco de pelo, un poco de aquí y allá. No obstante, dentro de El Muñequero están trabajando por darle la importancia a cada especialidad. “Trabajamos fuerte para que cada labor empiece a ser reconocida, pueda ser una profesión como en otras partes del mundo, y que se le dé el valor que merece”, declara Catalina.

Por otro lado, Carolina afirma que “el pelo es a la escultura, como el maquillaje es la pintura. Dos técnicas super distintas. Decir que un maquillador debe saber de pelo es como decir que un cirujano opere ojos y narices”.

3-1

Y sí, los peinadores se mueven en un universo completo donde juegan diferentes factores. “El pelo es esculpir. Siempre hay muchas variables en el pelo que, técnicamente, uno tiene que analizar para saber si puede construir o no un peinado. Por ejemplo, la gravedad. Como nosotros tenemos pelos lisos, la gravedad siempre va a estar en nuestra contra o a favor, mirándolo desde el punto de vista de lo que necesitemos. Cuando tenemos pelos rizados, como los afros, la gravedad funciona distinto. No hay nada imposible dentro del área del pelo”, explica Carolina.

Eso sí, trabajar bien el pelo no es barato, ya que los materiales sintéticos no ofrecen los mismos resultados. “No es fácil hacer unas pelucas brutales si no hay presupuesto, porque el pelo natural cuesta y es el único que se deja hacer todo lo que uno quiera con calor, texturas, etc. Puede llegar a ser posible si hay una apertura mental dentro de las productoras”.

 

 Lo importante es que la audiencia fluya

5

La caracterización es el paso que consolida el trabajo de un actor. “Así como desde la actuación está la corporalidad, la forma de hablar y la expresión, nosotros tenemos que acompañar a ese actor y ayudarle a que se entienda mucho mejor su personaje desde el diseño y proyección estética”, comenta Catalina, quien dice que “cuando sos un caracterizador, decidís ser un observador de todo; entre comillas, el más metido, el más indiscreto. Por ejemplo, si no conozco el centro, ¿cómo voy a hacer para caracterizar una situación de la Iglesia de La Veracruz? Tenés que buscar el referente más aproximado, ser un investigador de alguna manera”.

El objetivo, según Carolina, “es dejar que la audiencia fluya, que se entienda muy bien todo lo que quiere mostrar el director y no haya distracciones estéticas. Si uno está en la historia súper metido y hay un personaje mal caracterizado, ya uno solo piensa en ese personaje, ya no está fluyendo la historia. Si vamos a caracterizar un zombie, por hablar de un ejemplo sencillo, ¿cómo debe ser el vestuario? Rasgado, ensangrentado, destruido. ¿Cómo debe ser el pelo? Desgreñado, descuidado, larguísimo porque a los zombies les sigue creciendo el pelo. No va a ser estilizado, cortico y glamuroso. ¿Cómo son las uñas, cómo es la piel, qué pasa con los dientes? Todo tiene que ver lo uno con lo otro”.

 

Últimos lanzamientos

El Muñequero ha estado presente en recientes estrenos de reconocidos artistas. Los compartimos con ustedes y los invitamos a conocer sus proyectos y cursos haciendo clic acá.

 

Pa Dentro – Juanes

Headmakeup: Carolina Lebrun / Asistentes de maquillaje: Catalina Uribe, Paula Medina e Isabel Montoya / Practicante: Nasly Aristizábal

 

Aterciopelados – Play

Maquillaje y peinado: El Muñequero / Headmakeup: Carolina Lebrun / Maquillaje de Artistas: Catalina Uribe / Asistentes de maquillaje: Paula Medina, Isabel Montoya, Fernanda Jaramillo /Practicantes: Melissa Morales, Lis Vielma

 

Moderatto ft. Karol G – Caballero

Maquillaje y peinado: El Muñequero / Headmakeup: Carolina Lebrun / Asistentes de maquillaje: Catalina Uribe, Paula Medina e Isabel Montoya / Practicantes: Valentina Trujillo

Esto hay que compartirlo...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *