FROM THE BLOG

Nada al azar

Pecamos por confiados, eso es claro. Muchos de los momentos más tensos de las producciones suceden, precisamente, cuando se debe apagar algún incendio o solucionar imprevistos. Esto retrasa procesos y quita el foco de lo realmente importante.

En aras de poner en primer plano estos aprendizajes para superarlos, desde el Centro de Altos Estudios Audiovisuales se montó, con la complicidad de la Comisión Fílmica de Medellín, el curso de Producción de Campo con Álvaro Vásquez y César Rodríguez de Vaya Films que, hablando con claridad, son dos de los mejores en su campo en nuestro país. Su experiencia en proyectos como El Abrazo de la Serpiente, Anna, X-500, Gente de Bien, entre muchas otros, los precede.

 

“Estamos contentos por la sinergia con el grupo”

“Estamos muy contentos por el parche que se logró acá y por la sinergia que se estableció con el grupo”, asegura Álvaro quien, además, comenta que una de las cosas más importantes del grupo eran los diferentes perfiles que confluyeron. “Hubo gente de varios departamentos y ha sido chévere. Cada uno ha podido coger algo bueno para complementar en su cabeza el imaginario de lo que es el proceso de una producción y un rodaje”.

Por su cuenta, César, aunque afirma que hace falta un camino largo, también se declara “satisfecho por un grupo que vino siempre con mucho juicio, muy pilos. Comprendieron muchas de las fórmulas nuevas que nosotros pudimos entregarles. Comprobamos que todavía se peca mucho en algunas cosas desde la confianza al ejecutar una producción, pero es un muy buen camino. Las personas que hicieron el curso tienen una capacidad impresionante de interés y atención que va a servir mucho para lo que venga”.

El aprendizaje principal: desarrollar una visión total de los proyecto y no dejar absolutamente nada al azar.

IMG-20171012-WA0039

 

Ser óptimos

Con el propósito de fortalecer el sector, la Comisión Fílmica de Medellín otorgó cuatro becas del 100% para este curso. Daniela Quintero, una de las becarias, cuenta que el balance que le queda “es un panorama muy amplio acerca de todo lo que uno debe pensar como productor de campo a la hora de hacer la logística de un rodaje como tal, incluso desde la preproducción. Nos enseñaron a pensar en cosas que uno normalmente asume, y definitivamente son cosas que hay que planear”.

También comenta que dos de los mensajes principales que calaron en el grupo fueron proteger al equipo de trabajo y ser óptimos “desde las locaciones y cosas tan básicas como una ruta de transporte. Nos vamos con un panorama más profesional y más consciente de cómo se debe hacer, para aprender en el hacer”.

 

Aprender de los demás

Uno de los secretos del éxito del curso, según resalta Laura Carmona, fue la experiencia de los profesores, por supuesto, pero también la de los demás compañeros de clase. “Si bien es un tema que se debería dictar mucho en la práctica, desde la teoría y lo que se enseña en el salón de clases se aprende un montón por la experiencia de otras personas. En mi caso, que aún estoy en la universidad, me ayudó a ubicarme”.

Además del aprendizaje, otro de los valores principales de esta experiencia fue creación de vínculos. En escenarios así se conocen las aptitudes y capacidades de la gente y, en un futuro se pueden generar oportunidades. El cultivo está listo. Después de este curso, catorce estudiantes salen llenos de herramientas para afrontar sus producciones y fortalecer el sector audiovisual, no solo de Medellín, sino de todo el país.

Esto hay que compartirlo...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *