FROM THE BLOG

Perdidos, poderosos, valientes

Carolina arroyave

Entrevista a Catalina Arroyave, directora los Los días de la ballena

Por: Federico Carlos Gómez

Bajo el lema #SerValienteEsChimba, el pasado 5 de septiembre se estrenó en cine Los días de la ballena, una película escrita y dirigida por Catalina Arroyave, producida por Rara Colectivo Audiovisual y coproducida por MadLove Group (empresa integrante del CAM), que cuenta la historia de Cristina y Simón, dos amigos grafiteros y muralistas que recorren y rayan las calles de Medellín. Un testimonio potente y emotivo sobre ser joven en nuestra ciudad.

Si bien no es una película autobiográfica, Catalina cuenta que apeló a su propia nostalgia y que el viaje emocional de los personajes tiene relación con el suyo propio. “Decidí escribirla porque durante años, yo así como estos personajes, recorrí y caminé muchísimo Medellín, hablé sobre la ciudad, perdí el tiempo, conversé sobre nada y me dediqué también a entender el lugar del que venía, que es un poco lo que hacen los personajes, con esa sensación de sentirse un poco perdidos, pero también sentirse poderosos. Eso es lo que sí se parece a mi propia emoción”.

“No encontrar tanto un lugar en el mundo, sentirse un poco abandonado, enamorarse de los amigos, eso todo viene de una experiencia mía, de la vida”, continúa Catalina. 

“Y habla de lo amoroso y afectivo, pero también del desasosiego que llega a producir nuestra ciudad, no solamente por lo violenta y por lo restrictiva de las libertades individuales, sino también por lo conservadora. En la película hay distintos límites, no solamente las fronteras que hay entre los barrios o las fronteras de clase, sino también fronteras más pequeñas como tener que desafiar a tu propia familia para poder encontrarte con tu ciudad, para poder salir a la calle”, concluye.

El universo de Los días de la ballena, según recuerda su directora, tiene su origen en la construcción de la relación entre Cristina (Laura Tobón) y Simón (David Escallón), sus protagonistas, quienes desafían a una banda criminal cuando deciden pintar sobre una amenaza escrita en una pared el mural de una ballena. “Alrededor de ellos gira todo. Y creo que eso hace que nuestra película sea de alguna forma diferente, porque a pesar que estamos hablando de la calle, el graffiti, la noche y la violencia, el foco está puesto en la intimidad de estos dos personajes”.

La poesía del muro

Los días de la ballena se suma al fuerte movimiento audiovisual que se está gestando en Medellín, con cortometrajes y largos de abanderados como Laura Mora, Daniela Abad, Juan Sebastián Mesa, Simón Mesa, entre otros, que presentan miradas profundas de nuestra ciudad y que, además de retratar la realidad, dan un paso más allá. Nos hacen reflexionar y nos dejan historias y personajes entrañables. 

“No hablar de una Medellín que se detiene en lo sórdido y se queda ahí, sino que puede trascenderlo a través de, justamente, esos elementos poéticos”, reflexiona Catalina.

Carolina arroyave

A medida que va pasando Los días de la ballena, el espectador encuentra guiños, pequeños elementos simbólicos en los diálogos, el sonido y la imagen, que conforman un universo complejo, construido a partir de detalles, en el que es imposible no sentirse identificado de algún modo. “El costado poético de la película para mí es muy importante porque creo que más que hablar de la realidad, a mí me interesaba hablar del mundo interior de dos personas. Y por eso la ballena es una metáfora de lo que ellos comienzan a sentir, de su poder, de su capacidad, de su deseo, que empieza a morir al chocarse contra la realidad. Y que, finalmente, de alguna manera revive en el muro que ellos pintan”.

El muro también tiene una carga simbólica importante. Dice Catalina: “Para mí se volvió un recurso narrativo porque el muro me permitía contar distintas capas del conflicto de un ciudad, de una manera concreta, un gesto visual que se superpone al otro. Ese fue el recurso que yo encontré para contar las tensiones que están puestas en la película. Siempre quise que la película fuera una experiencia estética; aprovechar el recurso de lo visual y de lo sonoro, para llegar a un resultado que realmente fuera cinematográfico. El graffiti y el mural, de alguna manera, reunían todos los elementos de los que yo quería hablar: desobedecer, estar en la calle, ser cómplice de tus amigos y sentir que ellos son los que de alguna forma te protegen del mundo, porque además así funcionan los crews del graffiti”.

¿A qué suena La ballena?

La película cuenta con un desarrollo sonoro hecho al detalle, con filigrana, desde el diseño de sonido realizado por Clap Studios, empresa integrante de nuestro ecosistema, hasta la música incidental y las canciones elegidas para terminar de cerrar el imaginario. “El proceso con Clap fue uno de los más enriquecedores para la película”, cuenta Catalina. “Me di cuenta de que finalmente se siente una película con el sonido, sobre todo con un proceso tan riguroso como el que hizo Clap Studios. Hicimos un trabajo sonoro muy detallado, la película tiene muchas capas. Cada espacio, por ejemplo, tiene una construcción sonora especial. Todo el equipo fue vital para que La ballena se volviera cine”.

Carolina arroyave

La música es otra protagonista; un puente entre la historia y nuestra memoria emotiva. “Siempre quise aprovechar la oportunidad de hacer una película también para hablar de ese universo sonoro que hay en la ciudad en ese momento. El graffiti está emparentado necesariamente con el hip-hop, pero también con la salsa, pero también con el reguetón. Y yo estaba hablando sobre crecer y uno no crece sin música”. 

“A mí me emociona cuando escucho canciones en películas y me recuerdan momentos que yo he vivido, entonces eso era muy clave para mí al momento de tratar de conectar con los espectadores. Llevarlos a momentos y lugares a través del lenguaje tan potente que es la música”.

El resultado: una banda sonora compuesta por varios himnos de nuestra ciudad que también son crónicas de quiénes somos, conformada (más o menos en un 80%) por artistas locales de varios géneros- Justo al centro de nuestra identidad. Acá pueden escuchar y disfrutar todas las canciones,.

Un extenso recorrido de festivales y premios preceden el camino de Los días de la ballena a cartelera. Entre otros, la película ha hecho parte de la selección del FICCI – Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, el SXSW International Film Festival en Austin, Texas, el BAFICI – Buenos Aires International Festival of Independent Cinema, el Festival Internacional de Cine Independiente de Bogotá – IndieBo, el Melbourne International Film Festival, el Zurich Film Festival y la 43a Muestra Internacional de Cine de Sao Paulo.

Desde el Centro Audiovisual Medellín, les extendemos la invitación a ver Los días de la ballena porque es un retrato de quiénes somos, de nuestra Medellín. Como ellos dicen, ¡hacer cine es de valientes! Y acompañarlo también es un gesto poderoso de unión y de crecimiento para nuestra industria audiovisual.

Pueden ver las salas y horarios de proyección a través del facebook cam Facebook y el instagram cam Instagram de la película. 

Esto hay que compartirlo...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *