FROM THE BLOG

Una mirada a la industria musical: entrevista con Natalia Ramírez

Este fin de año, en el Centro Audiovisual Medellín, hablamos de música. Además de la edición de #CharlasCAM con Camilo Posada, que se realizó el 30 de noviembre, en esta nueva entrada del blog queremos compartir con ustedes una entrevista con Natalia Ramírez, ingeniera de audio radicada en Miami, donde trabaja en Art House Society junto al reconocido productor Julio Reyes Copello, en el área de posproducción vocal; y quien, además, hizo parte de Clap Studios, integrante de nuestro ecosistema como Empresa CAM, como editora de audio.

A lo largo de su carrera, Natalia ha trabajado con artistas de talla mundial como Jennifer López, Marc Anthony, Alejandro Sanz, Pablo Alborán, entre otros y, por su trabajo, ha sido nominada a un Grammy y a tres Latin Grammy. En esta entrevista conoceremos un poco de su historia y sus impresiones sobre la industria musical nacional.

Finalmente, la experiencia del sector musical también deja aprendizajes a las demás industrias creativas y, a pesar de ser oficios diferentes, el desafío es el mismo: generar una dinámica de crecimiento y rentabilidad alrededor de nuestra creatividad. Esperamos que disfruten esta entrevista.

Natalia, ¿cuéntanos un poco sobre tu proceso de desarrollo profesional?

Empecé estudiando música en la Universidad de Antioquia cuando tenía alrededor de 4 años. Toqué violín hasta los 17 y, después de darme cuenta que no me interesaba la interpretación, me mudé a Bogotá para realizarme como ingeniera de sonido. Esa decisión me abrió muchas puertas y me ayudó a entender el funcionamiento general de la industria. Finalmente, me fui a Estados Unidos a hacer una maestría en manejo de eventos en vivo.

IMG_1345 (1)¿En qué estado ves la industria musical colombiana?

Siento que va por buen camino pero, definitivamente, hay cosas por mejorar. En los últimos años, algunos de nuestros artistas y productores están especialmente presentes y a la cabeza de las listas de reproducción más importantes a nivel mundial y en eventos como los Grammy. Se está haciendo muy buena música y también mucha competencia a nivel interno.

El producto ya está y es excelente. Sin embargo, es una industria que todavía sigue estando muy centrada en lo local y debemos buscar la manera de hacer que nuestra estructura sea más fuerte. Nos falta mejorar en el ámbito del negocio, de la promoción, de la recolección de regalías y de las tarifas. A veces se nos olvida que hay todo un equipo que trabaja detrás de los artistas para hacer esas canciones: escritores, productores, ingenieros, músicos, entre otros. Ellos son fundamentales para que estas sean posibles y depende de nosotros hacer que el modelo funcione para beneficio de todos.

Debemos buscar la manera de hacer que nuestra estructura sea más fuerte. Nos falta mejorar en el ámbito del negocio, de la promoción, de la recolección de regalías y de las tarifas.

¿Cuáles son los mayores desafíos de la música y de los ingenieros de sonido en el país? 

Para los ingenieros, uno de los mayores desafíos está relacionado con la competencia y con el presupuesto. No hay suficientes empresas que puedan acoger a profesionales educados en el campo de ingeniería. Esto lleva a que muchos ingenieros abran sus propios estudios caseros o yéndose del país a buscar oportunidades. Para aquellos que se quedan por lo general la situación es muy complicada, ya que terminan trabajando por tarifas inaceptables para poder competir con los ingenieros “amateur”. Esto se debe a que hay una falta de educación en la importancia de la calidad del audio y el trabajo que implica lograr un buen resultado.

La mayoría de la gente piensa que con poner un micrófono y grabar basta, pero detrás de la ingeniería hay una cantidad de elementos que deben considerarse antes y después de hacer una grabación: el tipo de instrumento, el color del sonido que se quiere lograr, el cuarto dónde se va a grabar, la complejidad de la parte a interpretar, la intención, el género, el músico, la edición, la mezcla, por mencionar algunos.

Desde mi punto de vista hay mucho talento y el mercado en Colombia es reducido. Mucho de ese talento se está perdiendo por no saber cómo apoyarlo porque la estructura que tenemos no es del todo consistente. El negocio de la música sigue siendo un tema desconocido por la gran mayoría de personas dentro de la industria.

Esperamos que hayan disfrutado la entrevista con Natalia. Los invitamos a seguir atentos a nuestro blog y a todas las novedades que el Centro Audiovisual Medellín tiene para ustedes.

Esto hay que compartirlo...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *